About Me.

A continuación,  algunos consejos para lograr frenar tus gastos habituales, teniendo en cuenta las partidas a las que se va la mayoría del presupuesto de un consumidor medio.

 

Pero, como ya he comentado antes, cada persona es un mundo, y por lo tanto, sería interesante que observaras tus particularidades y tomarás las decisiones que mejor se adapten a tu estilo de vida.

Reduce

Si deseas reducir el recibo lo mejor es usar la electricidad el menor tiempo posible. He aquí algunos ejemplos:

Apagar la luz de las habitaciones que no uses. Reduciendo lo posible el tiempo de uso de aparatos eléctricos, como aire acondicionado, televisor, etc. Usa bombillas LED de bajo consumo.

Dedicar una tarde a cocinar para toda la semana.

 

 

 

 

 

O al menos, más económico, Seguro que se te ocurren algunos planes de ocio que te gustaría hacer y no implican gastar mucho dinero.

Por ejemplo, puede que en tu ciudad o pueblo haya eventos tales como exposiciones o conciertos que sean gratuitos o a un precio bastante asequible.

Otros planes podrían ser leer un buen libro de ese tema que te gusta tanto, o ver una película o serie en casa.

¿Se te ocurre alguno más? Esperamos que sí.

Revisa tus facturas y contrata la tarifa más barata que cubra tus necesidades Esta es una de las maneras más efectivas de reducir gastos en casa. Sin embargo, conozco a pocas personas que sean realmente conscientes de lo que pagan de luz, agua, gas o internet.

Es un hábito tan simple como revisar tus facturas cada cierto tiempo para ver si puedes contratar servicios similares a menor precio.

Por ejemplo, esto es fácil de aplicar a la factura de internet. La competitividad entre las compañías de telefonía, ha hecho que, hoy en día, haya precios bastante competitivos en este tipo de servicios.

Ocio Gratuito

Revisa tus facturas